Aniversarios

¡15 años pasan volando!  Claro, cuando se vuelven a ver hacia atrás.  Pero llegar aquí ha sido una experiencia con altos y bajos, de constancia y sacrificio pero, sobre todo, muchas ganas siempre de hacer las cosas lo mejor posible.  Este es un resumen de estos 15 años que queremos compartir hoy con ustedes.

LOS INICIOS

Todo comenzó en 1998. Estaba de intercambio laboral en Lake Tahoe, Nevada, Estados Unidos. Allá hice amigos de otros países y cuando quise mostrarles información de mi ciudad natal, Pérez Zeledón (zona sur de Costa Rica) en Internet solo encontré noticias del Municipal Pérez Zeledón, equipo de fútbol de primera división del cantón.

Como estudiante en ese tiempo de la carrera de Ingeniería en Sistemas, me dije que podía hacer algo para tener información del cantón en Internet.  No sabía que esa motivación inicial sería el inicio de la empresa que lo tiene a usted leyendo esta historia… pero como bien lo dijo Steve Jobs: “los puntos se conectan hacia atrás”.

Del intercambio pasaron casi cuatro años y la idea seguía revoloteando, hasta que un día, junto con un grupo de amigos durante el partido Costa Rica – Estados Unidos (que a la postre clasificaría a nuestro país al mundial de Korea-Japón) se tomaron bastantes fotos y yo apunté las direcciones electrónicas de todos (éramos más de 30).  Por cierto, las fotos se tomaron con la cámara del papá de mi buen amigo Jorge Oguilve, hoy destacado funcionario de Boston Cientific… era una cámara de diskettes de 3 ½ dicho sea de paso, ¡ya no existen de esas!.

 

Primera «oficina» de ZEWS en la casa de mi abuela (qdDg).

Pero había un problema.  Al escoger las fotos, eran más de 2 megas (en ese tiempo Hotmail y Yahoo -no existía Gmail- permitían máximo 2mb de almacenamiento… hoy dan miles de veces esa cantidad) por lo que hubo que pensar en otra forma: una comunidad virtual. Basado en una idea de Oguilve, quien tenía su propia comunidad en línea, hice una en el extinto Geocities y, sin pensarlo mucho, la bauticé como “Pezeteros”. La comunidad ya no existe pues toda la plataforma fue removida por Microsoft.

No pensé, sinceramente, que al poco tiempo seríamos más de 100 usuarios registrados en la comunidad, todos de Pérez Zeledón (mi pueblo natal) y muchos ni siquiera habían estado el día del partido y no vivían siquiera en Costa Rica.  Cada mes se fueron agregando más y más personas y empezamos a re-encontrarnos con viejos amigos después de casi 10 años, en algunos casos, de no saber nada de ellos.

Yo trabajaba en San José, y casi todos los fines de semana viajaba a Pérez Zeledón, donde poco a poco empecé a cubrir eventos (desfiles, cabalgatas, partidos de fútbol, etc.) para luego, cuando regresaba a la capital, y usualmente cuando salía del trabajo, en horas de la noche (¡hasta la madrugada, muchas veces!), empezaba a subir a esta comunidad las fotos que había tomado el fin de semana.

Acá nos establecimos, primero en la oficina de mi amigo Roberto y luego en ese edificio, al frente de donde Roberto.

 

Dado que mi ciudad natal queda a 3 horas de distancia de la capital, en ese tiempo viví (entre otros lugares) en la casa de mi abuela materna (qdDg) en Curridabat, San José.  Se podría decir que esa fue la primera oficina propia que tuve, pues ahí es donde llegaba a subir las fotos y hacer mejoras a la comunidad virtual.

De ahí surgió otra idea: tener un nombre más corto. En ese tiempo todavía era estudiante de sistemas, ya en las instancias finales, pero no tenía mucho conocimiento de cómo funcionaba este asunto del “.com”. El primer dominio lo compré en Yahoo, porque me daba confianza su nombre como empresa, pese a que eran bien caros con respecto a otros proveedores.

El primer dominio fue PEZETEROS.COM, pero por diversas razones perdí el nombre, por lo que compré PEZETEROSCR.COM (también descontinuado a la fecha) e inicié ahí una segunda fase del proyecto que todavía era solamente un pasatiempo interesante para mí.  Aún no sabía mucho de programación para Internet, diseño gráfico y demás… ¡pero estaba aprendiendo!

Por esa fecha, ya para inicios del 2002, recibimos la grata noticia de obtener el Premio de la Editorial OX de España en la categoría de Humanidades. Con el premio, que recibimos junto con la UNAFUT y el Hospital San Juan de Dios, venía un certificado y la presencia de nuestro sitio en un libro que circularía por toda América Latina, Estados Unidos y España. Me surgió entonces la duda… ¿cómo quiero que conozcan al sitio? ¿pezeteroscr.com? No me pareció un nombre muy interesante. Estaba disponible PerezZeledon.net (el nombre de mi cantón, Pérez Zeledón) y lo compré, para pensar en ahí establecer el sitio que aparecería en dicho libro.

 

Imagen interna del área de desarrollo en la oficina anterior

 

Ahí empecé a subir ya no solo fotos, sino noticias ¡que yo mismo redactaba! y empecé a dar cobertura a más cantidad de eventos, todo esto todavía gratis, pues vivía y trabajaba en San José… esto era mi pasatiempo.

Luego de trabajar durante varios años en una empresa de desarrollo de software y fundar (también en la capital, con 3 ex-compañeros de trabajo) una empresa propia (también de desarrollo de software, que se mantiene hasta la fecha), decidí dejar eso atrás y regresar al pueblo donde nací para dedicarme por completo al proyecto de PerezZeledon.net.  La ilusión era mucha, pero la realidad me esperaba con noticias poco alentadoras.  Esto fue en el año 2002.

VUELTA AL TERRUÑO

Mi intención era vender publicidad en ese dominio recién comprado (perezzeledon.net) y vivir de eso, mientras llevaba a más y más personas las actividades que pasaban en cantón.

En ese dominio instalé un sistema conocido como PHP-Nuke que me pareció cumplía las necesidades para ese momento. Eso fue el 30 de mayo del 2003. Luego empecé a aprender PHP y a agregar mis propios módulos a Nuke, hasta lograr lo que yo necesitaba para mi nuevo sitio.

Esos fueron tiempos bastante difíciles.  No había mucha gente que “le tuviera fe” a esto de Internet.  Decían que esto era una pérdida de tiempo, una vagabundería, que no era “un trabajo de verdad”. Gracias a Dios, hice oídos sordos.

Los primeros dos años fueron los más duros. No había proyectos, no había trabajo, hacía todo por vocación y porque tenía la firme convicción de que, algún día, las cosas sería diferentes.  Además, mi formación como ingeniero en sistemas no me había preparado para ser dueño de negocio.  Yo sabía de programación, de optimizar bases de datos, de crear programas, pero casi nada de crear planes estratégicos, planes de mercadeo, análisis FODA, en fin, de lo administrativo ¡nada!

Estas son nuestras instalaciones actualmente, ideales para el adecuado desempeño de nuestras labores

 

Así que con buena voluntad y poca gestión administrativa, me instalé casi dos años en la oficina de mi buen amigo Carlos Roberto Sánchez, propietario de Desarrollo Urbano, mucho tiempo sin pagar ni siquiera el alquiler gracias a “Rober” y Lucrecia, su esposa, que financiaron, sin saberlo, mi inicio en ese entonces.

Poco a poco empezó a llegar trabajo, más por persistencia mía en seguir llegando a la oficina aunque no hubiesen clientes que porque yo saliera a buscarlos.  Empezamos a sumar personas al equipo pues ya la demanda era un poco más alta.

En noviembre del 2005 dejamos el hogar que nos brindó Roberto en sus oficinas y empezamos a alquilar nuestras propias instalaciones, con espacio más amplio y acondicionadas para atender más tranquilamente a nuestros clientes.

En diciembre de ese mismo año me casé, y mi esposa Gabriela ha sido mi socia y baluarte importante desde entonces.  Hoy, además de nuestro «bebé» (la empresa), tenemos la dicha de ser padres de una pareja de niños que nos llena de felicidad todos los días.

Fue ahí, en esa nueva oficina, donde fuimos extendiendo nuestra área de atención y hoy tenemos clientes en casi todas las provincias de Costa Rica, además de Panamá, México y Estados Unidos.  Hoy día tenemos una gran cantidad de clientes que ni siquiera conocemos, pero a los cuales hemos atendido a cabalidad y sus proyectos han cumplido y superado sus expectativas.

CONSOLIDACIÓN Y CRECIMIENTO

En marzo del 2013 nos cayó una noticia como un rayo: debíamos abandonar la oficina.  Un problema con un cambio de dueño del local nos dejó, casi que en el transcurso de un mes, sin el lugar donde habíamos estado durante casi 11 años.

Tuvimos que salir de urgencia e instalarnos temporalmente en la segunda planta de Lavacarros El Brillante, de nuestro amigo José Luis Vargas Picado.  Pero Dios todo lo hace bien hecho y, el haber salido de la oficina, dio pie a que pudiéramos iniciar la construcción de nuestras propias instalaciones.

Así, en noviembre del 2013 nos pasamos a nuestras nuevas instalaciones, amplias, confortables, luminosas, ideales para el desarrollo de nuestro trabajo y la atención a clientes y visitantes.

En una sesión de capacitación en las oficinas en Pérez Zeledón (Costa Rica).  Algunos hoy no están con nosotros pero todos han dejado su huella en nuestra empresa

 

Y para gracia de Dios, el 1ro de abril del 2015 abrimos nuestra oficina de representación en Atlanta, Georgia, Estados Unidos (en la ciudad de Lawrenceville, condado de Gwinnett) y ahí operamos bajo el nombre de ZEWS Web Services LLC.  Fue un movimiento audaz, pero estábamos listos para dar el salto y esa apertura está dando muy buenos resultados hasta la fecha.

Ese mismo año, a finales, iniciamos con una oficina en Plaza Roble, Escazú (Costa Rica) y desde marzo del 2017 establecimos operaciones en David, Chiriquí, en la hermana república de Panamá.

Quiero agradecer a Dios primero y a nuestros clientes, tanto los que tienen con nosotros desde el inicio como a quienes se vienen sumando por la confianza en nuestra empresa.  Nada somos sin clientes que crean en nosotros y nos exijan a estar siempre actualizados para servirles de la mejor forma.

No es fácil crecer desde una “zona rural”, o sea, alejada de la capital.  Pero, gracias a Internet, podemos estar a la par de nuestros clientes, no importa donde se encuentren.  Además, como bien lo decimos siempre, un proveedor responsable le atenderá bien, no importa donde se encuentre.

Desde luego también agradecer a mi familia, al personal comprometido, que nos ayuda cada día a seguir dando servicios de primer nivel.  También a colaboradores y asesores externos, por sumarse con mística a nuestro proyecto.

Si usted está pensando en convertirse en cliente de nuestra empresa, le digo que va a llegar a un lugar humano, donde trataremos de ponernos en su lugar para entender su necesidad y hacerle sentirse cómodo durante todo el proceso. Llevamos mucho tiempo en esto: no tenga desconfianza.

Y si llegó hasta estas líneas, pues permítame agradecerle el habernos dedicado unos minutos de su tiempo.

Conozca más de ZEWS en este video.

_____
Ing. Fabián Vargas
CEO / Fundador
ZEWS S.A.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *