Para confiar en una persona, hay que conocerla.

Para confiar en una empresa, también.

Sabemos que esta sección en las empresas no se trata con ciudado.  Total… “¿a quién le importa nuestra historia? ¡A los clientes les interesa nuestros servicios!” Pero la historia es lo que nos forja, lo que nos tiene hoy donde estamos, producto de nuestros pasos y decisiones, de ahí que queremos compartirla con usted.

Mi nombre es Fabián Vargas, soy el fundador de ZEWS y es para mí un gusto poder contarle un poco de la génesis de nuestra empresa y la evolución que hemos tenido hasta la fecha.  Ha sido, sin duda, un viaje interesante.  Gracias de antemano por su tiempo.

¡Es el PRIMER PASO para iniciar una relación!

El inicio se fue forjando, sin pensarlo, en este cuarto en la casa de mi abuela (qdDg), en Curridabat (San José), donde viví un tiempo mientras trabajaba en una empresa de desarrollo de software. Era el año de 1998

…estaba de intercambio laboral en Lake Tahoe, Nevada, Estados Unidos. Allá hice amigos de otros países y cuando quise mostrarles información de mi ciudad natal, Pérez Zeledón (zona sur de Costa Rica) en Internet solo encontré noticias del equipo de fútbol.

Pasaron casi 4 años hasta que un día, casi sin proponérmelo, inicié una comunidad virtual con las fotos que tomamos en un partido de la Selección Nacional de Fútbol que, con el tiempo, evolucionó para convertirse en el primer portal digital de Pérez Zeledón, que se mantiene a la fecha: PerezZeledon.net, hoy un directorio comercial gratuito y sitio de noticias del cantón.

Regreso al Terruño

Tras salir de un trabajo donde estuve más de 4 años y fundar otra empresa que costó que despegara, decidí regresar a mi pueblo natal e instalar ahí lo que sería la primera empresa de desarrollo web del cantón.

Los primeros dos años y medio fueron muy difíciles. No había proyectos, no había trabajo, hacía todo por vocación y porque tenía la firme convicción de que, algún día, las cosas sería diferentes. Poco a poco empezó a llegar más trabajo. Empezamos a sumar personas al equipo pues ya la demanda era un poco más alta.

Así las cosas, en noviembre del 2005 dejamos el hogar que nos brindó mi buen amigo Carlos Roberto Sánchez (de Desarrollo Urbano) en sus oficinas y empezamos a alquilar nuestras propias instalaciones (las que se ven en la foto superior), en el mismo oficentro donde estábamos, pero con más espacio y acondicionadas para atender más tranquilamente a nuestros clientes.

También a finales del 2005 contraje matrimonio, y mi esposa Gabriela ha sido mi socia y baluarte importante desde entonces. Hoy, además de nuestro “bebé” (la empresa), tenemos la dicha de ser padres de una pareja de niños que nos llena de felicidad todos los días.

Inicia una nueva etapa

En el 2013 nos trasladamos a unas nuevas instalaciones, lo que nos dio estabilidad y credibilidad para atender mejor a nuestros clientes.  En abril del 2015, iniciamos operaciones en Atlanta, Georgia, USA, donde operamos como ZEWS Web Services LLC y en marzo del 2017 abrimos operaciones en David, Chiriquí, Panamá, donde operamos como ZEWS Web Services S.A.

En el 2009, gracias a la crisis que afectó casi a todo el mundo, buscamos asesoría externa, que se mantiene hasta la fecha, del consultor internacional Napoleón Alegre, quien ha sido guía importante en nuestra expansión no solo fuera del cantón, sino fuera del país y la obtención de las metas plasmadas en nuestros planes cada año.

Quiero agradecer a DIOS en primer lugar pero también a Danny y Josué Martínez, del Centro Llantero del Sur (¡nuestro primer cliente web!).  También a Carlos Roberto Sánchez (de Desarrollo Urbano) y Jose Luis Vargas (propietario de Venta de Autos El Brillante) por sus consejos y apoyo.  A Walter Odio (de Selva Mar), cliente y amigo de la empresa por darnos uno de los proyectos más grandes en nuestros inicios.  Pero también, desde luego, a todos y cada uno de los clientes que se han ido sumando a este viaje y a los que están por llegar.

Desde luego a mi familia y a nuestro personal, comprometido, que nos ayuda cada día a seguir dando servicios de primer nivel, pues tenemos la dicha de contar con funcionarios leales, experimentados y profesionales.

Si leyó toda nuestra historia, ¡gracias por regalarnos unos minutos de su tiempo!